>El símbolo del amor

26 marzo, 2011 § Deja un comentario

>

A partir de ahora la expresión gráfica de un corazón junto a dos nombres no será sólo una cursi demostración de amor marcada en el tronco de un árbol, en la arena o sobre algún papel, ya que el símbolo, a pesar de no representar palabras o letras con una mayor connotación (como en las abreviaturas), ha pasado a tener reconocimiento en el Diccionario Oxford de la lengua inglesa como expresión del verbo amar (to love):

“… heart (verb) … [it] may be the first English usage to develop via the medium of T-shirts and bumper-stickers… originat[ing] as a humorous reference to logos featuring a picture of a heart as a symbol for the verb love, like that of the famous ‘I ♥ NY’ tourism campaign. Our earliest quote [comes] from 1984 , … in ‘I heart my dog’s head’, a jokey play on bumper stickers featuring a heart and a picture of the face of a particular breed of dog (expressing a person’s enthusiasm for, say, shih-tzus) which itself became a popular bumper sticker. From these beginnings, heart v. has gone on to live an existence in more traditional genres of literature as a colloquial synonym for ‘to love’” [Oxford University Press]

La nota en español la da El País bajo el título Al Diccionario de Oxord le crece un corazón. El acto sienta un precedente para otros diccionarios y signos populares, algunos de ellos quizá no tan románticos, que seguramente estarán a la espera de recibir la misma distinción que se ha hecho al símbolo del amor. La explicación de esa y otras incorporaciones se explica en el siguiente video:
Anuncios

>Belleza inmortal

24 marzo, 2011 § Deja un comentario

>

>Hipersensibilidad o ¡México para los mexicanos!

23 marzo, 2011 § Deja un comentario

>

Pudiera entenderse la molestia en oficinas gubernamentales ante opiniones que se consideran injustas o infundadas por parte de diplomáticos de otros países lo que, en el caso del exembajador de Estados Unidos en México, Carlos Pascual, dio lugar a que desde fines de 2010, en que fueron rebelados los cables de Wikileaks, no se le volvió a abrir la puerta de Los Pinos; no obstante, la cólera no constituye argumento que pueda cambiar las percepciones de falta de coordinación en la política de combate a la delincuencia organizada, que por cierto no son ni novedosas ni el producto de fantasías arbitrarias. 
Lo que sorprende es que la indignación no sólo sea compartida por legisladores del partido en el gobierno, sino también por representantes de partidos cuyos integrantes, con fines evidentemente electorales, de manera reiterada han señalado con ligereza cosas quizá más graves, pero en el mismo sentido, que las que se desprenden de las críticas del defenestrado diplomático estadounidense, primer embajador que ha tenido que renunciar después de las filtraciones:
  • “No han dado el paso que en cualquier otro país ya se hubiera dado, que es declararlo non grato.” (Carlos Jiménez Macías, PRI).
  • “… la confianza que se tenía en él se ha evaporado, la suspicacia arededor de sus opiniones es pública y yo no creo que ahora tenga las las puertas abiertas en muchas partes de México.” (Carlos Navarrete, PRD)
  •  “… es una persona no grata en el país; las autoridades, el gobierno y los legisladores lo señalaron por su abierta intromisión en asuntos de México.” (Pedro Vázquez, PT)
  • “… confío en que el próximo representante estadounidense respete a México, a su pueblo y a sus autoridades” (Luis Alberto Villarreal, PAN)
De conformidad con lo anterior uno concluye que en México se pueden dispensar las críticas más feroces e irresponsables sobre el desempeño de las instituciones del estado, siempre y cuando tengan designación de origen nacional, lo demás es ingerencia o intervención. Es el mismo tipo de argumentos que usan las autoridades chinas, por decir sólo un ejemplo, cuando se hacen señalamientos respecto de las carencias de libertades políticas en dicho país.

>Historia, conflicto y virtud política

21 marzo, 2011 § Deja un comentario

>

Nicolás Maquiavelo y Joseph H. Schlarman fueron evocados por mi mente al leer el artículo de Enrique Krauze denominado la Exaltación del conflicto (el enlace es del Siglo de Torreón, toda vez que Reforma, que es el diario en que lo leí, sigue la minoritaria politica entre los medios informativos de limitar el acceso eletrónico a sus contenidos a quienes cuentan con una suscripción pagada).

Schlarman por la referencia a una sociedad cuya historia se encuentra eslabonada en la percepción colectiva como el paso de una convulsión humana resuelta violentamente a otra de la misma naturaleza, en desmedro de la atención que debería prestarse a la resolución concertada de las disputas y a la negociación política:
La historia mexicana es un paisaje volcánico con erupciones violentísimas seguidas de largos periodos de paz, pero no una paz concertada por las partes sino una paz impuesta por un vencedor. Y en todos los casos, las erupciones -no la monótona paz- tuvieron una representación gloriosa en la literatura… La armonía nos resultó insoportable, inhabitable y casi banal. Lo nuestro ha sido siempre el conflicto.
Maquiavelo al añorar una especie de virtud republicana y prudencia que anime la conducción del país fuera del mar de derroches y oportunidades perdidas en el que navega producto de mezquindades pasajeras:
Al desaparecer el poder central del presidente, México se volvió más libre pero sus fuerzas políticas… han sido incapaces de llegar a un acuerdo mínimo para modernizar al país… Conquistamos la democracia pero nos faltan sus costumbres: diálogo, debate, crítica, tolerancia ante la pluralidad, espíritu de negociación, sentido práctico, capacidad de escuchar al otro y, sobre todo, sabiduría para ceder una parte del poder propio en abono del bien común.

>Mapa del alcoholismo

18 marzo, 2011 § Deja un comentario

>

Este es un mapa elaborado por la Organización Mundial de la Salud que presenta las regiones del mundo de conformidad con los porcentajes de ingesta de alcohol. Por lo que se ve, la fama y orgullo del vodka ruso se encuentran sustentados en un amplio apoyo popular. Argentinos, españoles, mongoles y australianos no se encuentran muy rezagados en cuanto a la manifestación del fervor etílico nacional.

>Idus de marzo

15 marzo, 2011 § Deja un comentario

>

En la Roma antigua los idus eran considerados como fechas de buenos augurios que tenían lugar los días 15 de los meses de marzo, mayo, julio y octubre, el resto de los meses los idus correspondían al día 13. Julio César fue advertido por un adivino que tuviera cuidado del idus de marzo, admonición que según la leyenda desestimó: “Los idus de marzo ya han llegado”; a lo que el vidente contestó, compasivamente: “Sí, pero aún no han acabado”
 

>Montaigne bloguero

13 marzo, 2011 § Deja un comentario

>

Sostiene Anthony Gottlieb en su colaboración denominada Montaigne´s Moment que quien quiera que escriba algún escrito libre sobre cualquier tema debe en cierta medida algo a Michelle de la Montaigne. Sarah Bakewell sugiere que el ensayista podría considerarse como el primer “bloguero” de la historia, en gran medida debido a que el objeto de sus disquisiciones fue, “narcisistamente”, su persona y pensamiento: “sólo mostrarme en mi manera de ser sencilla, natural y ordinaria, sin estudio ni artificio, porque soy yo mismo a quien pinto… yo mismo soy el contenido de mi libro”.

Al hablar de sí, no lo hizo con ún ánimo de expiación, a manera de “confesiones” como las escritas por  San Agustín y otros en la Edad Media, sino simplemente por el placer de hacerlo, mezclado entre citas de los clásicos griegos y latinos (que serían en sus escritos los equivalentes a los enlaces o links de los blogs actuales) para deleite de unos pocos amigos, decía él, cosa que creo era un velo para cubrir sus genuinas intenciones: atormentar al temple conservador guardián de los usos sociales tradicionales, disfrutar del placer de azotar los oidos de sus oyentes con sus temeridades, ¡travieso Montaigne! A este respecto el francés se identificaría más con los usuarios del ciberespacio de nuestros días que con aquellos que fueron sus contemporáneos, que no se atrevían a tal manifestación del pensamiento sin miramientos y que le mereció a la colección de sus escritos el calificativo de “vanidad ridícula”, con la consiguiente incorporación en el índice de obras prohibidas del Vaticano de 1676 a 1854, casi dos siglos en el infierno de los dictadores de la buena conciencia.

Humanista por los cuatro costados, recurrió a la autoridad de los clásicos de la Antigüedad al hacer sus incursiones en terrenos reservados en el presente, a manera de escudo en su subrepticia labor de cuestionar la moral dominante, con la humildad estratégica de siempre señalar que quizá pudiera equivocarse en sus opiniones. Honesto glosador de las ideas de otros, Montaigne se atrevió, como señala Stefan Zweig, a emanciparse intelectualmente en una época en que la violencia y las ideologías tiránicas parecían imponerse, al tener el coraje de construir con sus escritos “una trastienda del todo nuestra, del todo libre, donde fijar nuestra verdadera libertad y nuestro principal retiro y soledad”.

Nota: Gottlieb anota los siguientes libros que constituyen análisis recientes sobre la obra de Montaigne: el muy comentado How to Live: Or A Life of Montaigne in One Question and Twenty Attempts at an Answer de Sarah Bakewell; When I Am Playing with My Cat, How Do I Know That She Is Not Playing with Me?: Montaigne and Being in Touch with Life de Saul Frampton, y What Do I Know? What Montaigne Might Have Made of the Modern World de Paul Kent. Yo agrego el muy socorrido ensayo denominado Montaigne en El Legado de Europa de Stefan Zweig en editorial El Acantilado, misma casa que en un grueso tomo hace una bella edición de Los ensayos de Montaigne con un muy buen estudio introductorio.

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a 1 seguidor