>Hipersensibilidad o ¡México para los mexicanos!

23 marzo, 2011 § Deja un comentario

>

Pudiera entenderse la molestia en oficinas gubernamentales ante opiniones que se consideran injustas o infundadas por parte de diplomáticos de otros países lo que, en el caso del exembajador de Estados Unidos en México, Carlos Pascual, dio lugar a que desde fines de 2010, en que fueron rebelados los cables de Wikileaks, no se le volvió a abrir la puerta de Los Pinos; no obstante, la cólera no constituye argumento que pueda cambiar las percepciones de falta de coordinación en la política de combate a la delincuencia organizada, que por cierto no son ni novedosas ni el producto de fantasías arbitrarias. 
Lo que sorprende es que la indignación no sólo sea compartida por legisladores del partido en el gobierno, sino también por representantes de partidos cuyos integrantes, con fines evidentemente electorales, de manera reiterada han señalado con ligereza cosas quizá más graves, pero en el mismo sentido, que las que se desprenden de las críticas del defenestrado diplomático estadounidense, primer embajador que ha tenido que renunciar después de las filtraciones:
  • “No han dado el paso que en cualquier otro país ya se hubiera dado, que es declararlo non grato.” (Carlos Jiménez Macías, PRI).
  • “… la confianza que se tenía en él se ha evaporado, la suspicacia arededor de sus opiniones es pública y yo no creo que ahora tenga las las puertas abiertas en muchas partes de México.” (Carlos Navarrete, PRD)
  •  “… es una persona no grata en el país; las autoridades, el gobierno y los legisladores lo señalaron por su abierta intromisión en asuntos de México.” (Pedro Vázquez, PT)
  • “… confío en que el próximo representante estadounidense respete a México, a su pueblo y a sus autoridades” (Luis Alberto Villarreal, PAN)
De conformidad con lo anterior uno concluye que en México se pueden dispensar las críticas más feroces e irresponsables sobre el desempeño de las instituciones del estado, siempre y cuando tengan designación de origen nacional, lo demás es ingerencia o intervención. Es el mismo tipo de argumentos que usan las autoridades chinas, por decir sólo un ejemplo, cuando se hacen señalamientos respecto de las carencias de libertades políticas en dicho país.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo >Hipersensibilidad o ¡México para los mexicanos! en ideas al abismo.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: